Cómo arreglar una cremallera que se abre

Para poder arreglar una cremallera lo primero que tendrás que hacer es distinguir el tipo de cremallera que tienes entre manos. Existen diferentes clases de cremalleras: nylon, metálica o inyectada. Su arreglo no será el mismo pues su cursor también es diferente. En el caso de las cremalleras de nylon necesitarás unos alicates para ajustar la pieza inferior metálica.

Bien, ahora ya sabes el tipo de cremallera. Para poder arreglar la cremallera todos los dientes de la misma tienen que estar en perfecto estado y no debe faltar ninguna pieza inferior. En el caso de que se de alguno de estos supuestos tendrás que cambiar la cremallera por una nueva del mismo tamaño (muy importante).

Si tienes diferentes cremalleras por arreglar en los que se ha salido el curso ( o lo quieres cambiar porque está muy gastado), puedes hacerte con un kit de arreglo de cremalleras en lugar de poner todas las cremalleras nuevas.

Cómo arreglar una cremallera que se abre

¿Se te ha abierto el cursor de la cremallera y no tienes ni idea de cómo arreglarlo? No hace falta tener conocimientos previos de costura ni necesidad de comprarte una máquina de coser.

Se trata de un problema muy habitual. Normalmente ocurre que la cremallera no cierra y se abre porque se ha salido el cursor quedando la cremallera abierta. Esto hará que se vuelva abrir al intentar cerrarla. La cremallera se abre porque no está lo suficientemente apretada donde empieza el cursor, al principio donde inicia el cierre.

Paso 1 (siempre que la cremallera no tenga los dientes torcidos)

Tienes que llevar la cremallera hasta el borde inferior siempre agarrando el cursor por la parte de delante (por el jalador) para que no te quede desigualado. Llévala hasta el final.

Si empujas para adelante te pasará lo mismo. Pon el jalador/la anilla hacia adelante y aprieta la anilla hasta el tope superior lo más que puedas. De esta forma, si tiras hacia adelante ya tendrías arreglada la cremallera y no tendrías que coser una nueva.

Puedes ayudarte de un alicate (de punta fina y alargada) para ayudarte a presionar por los lados. No aprietes muy fuerte porque se puede llegar a romper. Presionada un poquito a cada lado y ya lo podrás volver a cerrar.

Este tipo de alicates son baratos y te servirán de ayuda en tus labores de costura.

Paso 2 (si tiene los dientes torcidos)

Utiliza una tijera y corta la parte que contiene los dientes torcidos. Con hilo y ajuga cose el hueco que acabamos de realizar y haz que esa parte quede rígida. Saca el cursos y estira fuerte hasta llegar a donde has cosido.

Recuerda que estos consejos solo te servirán para arreglar una cremallera en la que se ha salido el cursor.

Deja un comentario